“Una tarde se queda corta, me hubiera gustado torear dos o tres”: Diego Urdiales

DE SOL Y SOMBRA

Diego Urdiales, en la azotea del Hotel Vincci La Rábida, con La Giralda al fondo. / JUAN CARLOS MUÑOZ.

El año pasado, en el que no fue contratado para torear en la Feria de Abril, cuajó dos faenas históricas en las plazas de Bilbao y Madrid.

El matador de toros arnedano Diego Urdiales ha sido siempre un rara avis en la jungla taurina. Riojano, su toreo tiene resonancias del sur, aunque inexplicablemente está inédito en Andalucía, salvo en Sevilla y Málaga. Gracias a su capote y su muleta se ha convertido en un torero de culto, al que admiran los profesionales y hasta toreros legendarios, como Curro Romero –quien exaltó y destapó sus cualidades públicamente–. El año pasado, en su tercera tarde de la temporada, cuajó una actuación colosal en Bilbao y en la quinta realizó otra faena sublime en Madrid. En ambas plazas, donde salió a hombros, deslumbró por…

Ver la entrada original 816 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: