EL REGRESO DE PACO UREÑA ILUMINA LAS FALLAS CON LA FELICIDAD DE SU TOREO

EMBESTIDAS

Fotos: Carlos Goméz Litugo

Felicidad es Paco Ureña y el toreo su alimento. València, la València que tantas veces ha conmovido a pura pasión, le recibió con el corazón y a plaza llena. Vestido de rosa y oro, su toreo ha iluminado la Feria de Fallas. Ureña necesitaba verter su corazón en la arena, o llenar de València su estado de ánimo. Tras perder la visión de su ojo izquierdo, Paco Ureña ha vuelto rebosante de temple y valor en una tarde con tres toros y en mano a mano ficticio con Enrique Ponce tras la baja de Manzanares.

Respeto mútuo. La ovación y los ojos humedecidos de pura felicidad. Bienvenido, Paco. Y volvió donde lo dejó. A la que le correspondió el turno de quites, se echó a la espalda el capote en un soberbio quite por gaoneras. Valor natural, pureza y los vuelo del capote para recoger una…

Ver la entrada original 890 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: