Uncategorized

El estado de la Nación Melitón Cardona. Embajador de España

General Dávila

El hecho de que detente la Presidencia del Desgobierno del Reino de España un sujeto de la talla intelectual y moral de Pedro Sánchez es una anomalía que deriva de un diseño constitucional poco cauteloso, por decirlo finamente; ahora bien, dialécticamente puede representar un punto de inflexión en la pendiente por la que se desliza el devenir de nuestra Nación; de ahí que considere que cuanto más se empecine el personaje en su afán narcisista de permanencia más promoverá una reacción contraria que le relegará, más pronto que tarde, a la historia de la infamia política de nuestro país, porque ese arquetipo de mediocre encumbrado es capaz de hundir a su propio partido con tal de seguir disfrutando de las prebendas de un cargo al que ha llegado por la puerta de atrás gracias al apoyo de los enemigos de la Nación sin que ni uno solo de los escasos…

Ver la entrada original 195 palabras más

Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s