Julio Robles, en el recuerdo. La eterna debilidad de La Glorieta

DE SOL Y SOMBRA

El 14 de enero se cumplen 18 años de la muerte del diestro. Toreó 43 corridas de toros en Salamanca, donde cortó 49 orejas logrando salir 15 veces por la puerta grande.

Por Javier Lorenzo.

No fue siempre figura pero sí una debilidad de la afición de Salamanca. No falló ni una sola Feria y se convirtió en uno de los emblemas de La Glorieta en la década de los 70 y 80. Desde que el 13 de septiembre de 1972 se presentó como matador de toros, apenas mes y medio después de haber tomado la alternativa —aquella tarde gloriosa en la que cortó tres orejas y un rabo a los toros de Dionisio Rodríguez, abrió la puerta grande y los aficionados se lo llevaron a hombros por Torres Villarroel hasta la Puerta de Zamora—; hasta la inesperada última tarde de 1989 en la que cortó cuatro orejas…

Ver la entrada original 1.237 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: