Elegía al capote de Antonio Ordoñez

DE SOL Y SOMBRA

Por Víctor José López “EL VITO”

Soñaba Antonio Ordóñez con “lidiar un toro exclusivamente con la capa, después de tercio de banderillas, cogerla de nuevo y torear con ella hasta el momento de la muerte. Quisiera comprobar dónde llegaríamos con la capa el toro y yo”. Y es que pensaba que “he sido más importante con el capote que con la muleta. He toreado muchísimo más los toros con el capote”, según le confesaba a Francois Zumbhiel para su libro “El torero y su sombra”.

Pero ¿cómo era ese capote? Si nos atenemos a lo escrito por Gregorio Corrochano, con ocasión de una corrida celebrada en Aranjuez, “la elegancia de Antonio Ordóñez con el capote es como la continuación de la elegancia del capote de Antonio Fuentes, después del ritmo que imprimió al toreo Juan Belmonte. Hizo un quite en un toro que no era el suyo, y…

Ver la entrada original 665 palabras más

Anuncios

¿A quién molesta VOX?

voxandaabas_560x280

 en http://www.libertaddigital.com

Hacía tiempo que un partido político legal, con sus estatutos registrados y aprobados por el Ministerio del Interior, no sufría tantas descalificaciones de grueso calibre de la izquierda y la progresía político-mediática. Desde el petardazo que dio hace dos semanas en las elecciones andaluzas, cuando obtuvo 12 escaños gracias a los 400.000 electores que le votaron, a VOX le han llamado de todo: partido fascista, de extrema derecha, antidemocrático, anticonstitucional, antisistema, racista, misógino, etc. Tengo la impresión de que cada insulto supone un buen puñado de votos para la formación presidida por Santiago Abascal.

Es evidente que VOX molesta, y mucho, a esa izquierda que ve cómo su irrupción va a poner patas arriba el tablero político y electoral, como ya ha sucedido en Andalucía. Lo lógico es que, de aquí a mayo, las expectativas electorales de VOX se vayan consolidando –las encuestas publicadas este lunes así lo indican–, de tal manera que será absolutamente decisivo para la conformación de Gobiernos de centro-derecha en ayuntamientos importantes y comunidades donde ahora gobierna el PSOE con el apoyo de Podemos. También hará un buen papel en las elecciones al Parlamento Europeo: sólo con los 400.000 votos que consiguió en Andalucía el pasado día 2 tendría ya asegurados dos escaños en Bruselas; añádanse los votos que coseche en otras partes del país y se verá que el número de eurodiputados de VOX será importante.

VOX también molesta a los otros dos partidos que conforman el centro-derecha: el PP y Ciudadanos. Afortunadamente, los de Casado han modulado el mensaje crítico hacia VOX que hace unas semanas mantenían algunos miembros de su dirección. Al final, en el PP saben que tendrán que entenderse con el partido de Abascal en muchos lugares, y también saben que una buena parte, aunque no toda, de los votantes de VOX procede de sus filas. Unos antiguos votantes populares que, aunque reconocen que Casado no es Rajoy, quedaron tan desencantados con los años de este al frente del Gobierno y del partido que todavía no encuentran suficientes motivos para volver y, sobre todo, se encuentran muy identificados con VOX en cuestiones importantes como la unidad de España, lo que habría que hacer en Cataluña para frenar el desafío independentista, el mal funcionamiento del Estado de las Autonomías y la defensa de la familia y del derecho a la vida del no nacido.

En lo que se refiere a Ciudadanos, VOX molesta porque su irrupción parte en tres el espacio del centro-derecha y, en definitiva, quita cotas de poder al partido de Rivera. Pero ese es el juego de la democracia, y, sobre todo, se pone en evidencia que el voto no es propiedad de ningún partido. A Ciudadanos le pasa lo mismo que al PP: le incomoda entenderse con VOX, pero al final lo tendrá que hacer, porque la deriva en la que se ha embarcado el PSOE imposibilita hoy por hoy contar con este partido a la hora de construir una opción de gobierno basada en la defensa de los valores constitucionales. El PSOE de Sánchez ha apostado claramente por el frente popular-populista-independentista y de ahí solo le apeará un batacazo en las urnas. Andalucía ha sido una primera estación, pero no será la última.

Y, por último, VOX molesta a todo ese conglomerado político-mediático que no tiene ningún reparo en que un partido como Bildu, una de las marcas de ETA, esté en las instituciones pero que brama contra la formación donde milita Ortega Lara, secuestrado durante 532 días por la banda terrorista, y que preside Santiago Abascal, objetivo, junto a su familia, de ETA durante muchos años.

Sencillamente, es una vergüenza y una inmoralidad esa doble vara de medir de algunos políticos, medios de comunicación y columnistas o tertulianos.

Se empieza diciéndolo y se acaba haciéndolo / por Rafael Comino Delgado

deltoroalinfinito.blogspot.com
 
Son consecuencia de las palabras que dijo don Pablo Iglesias, tras las elecciones andaluzas, induciendo  a sus seguidores a salir a la calle y manifestarse -muy violentamente, por cierto- en contra de unos resultados totalmente legales, limpios y legítimos.

Se empieza diciéndolo y se acaba haciéndolo
 
Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Todo el mundo, en España y fuera, conoce ya las amenazas de muerte que ha recibido el maestro Morante de la Puebla, y en esta ocasión no solo por  ser torero, sino también  por su apoyo al partido político VOX. Exactamente son unas pintadas, en su finca, que dicen  “Al nazi, tiro y cuneta”“asesino”“maricón”“torero de pacotilla, acabas como Padilla”, entre otras lindezas.
 
Pues bien, al respecto no nos cabe la menor duda de que:
1) Los autores de dichas pintadas  son de la izquierda radical y, al menos,   simpatizantes de Podemos.
2) Son consecuencia de las palabras que dijo don Pablo Iglesias, tras las elecciones andaluzas, induciendo  a sus seguidores a salir a la calle y manifestarse -muy violentamente, por cierto- en contra de unos resultados totalmente legales, limpios y legítimos. No contento con ello, posteriormente insistió en que  estaba  muy orgulloso de los que habían salido a la calle (arrasando todo lo que encontraron a su paso), en manifestaciones no autorizadas, en Granada, Cádiz, Córdoba… Si don Pablo hubiese dicho que los resultados de las elecciones eran totalmente legales, que se debían aceptar y respetar, no hubiese habido manifestaciones, no se hubiesen destruido cientos de contenedores, muchos coches y no sé cuantos escaparates rotos, no hubiese dicho un miembro de Podemos (aquel bastante obeso que se fotografió con Teresa Rodriguez)  que quería  un fusil para matar fascistas. Y estoy prácticamente seguro de que no se hubiesen hecho las pintadas en la finca  de Morante.
3) Don Pablo Iglesias, y gran parte de sus seguidores, no son demócratas, al contrario son un serio peligro para la libertad y  la democracia en España.
4) VOX es un partido político totalmente demócrata, que respeta la ley, la constitución y la libertad de la persona. Que yo sepa, ningún miembro  de VOX ha pedido a sus seguidores que salgan a manifestarse  porque Podemos haya sacado  más o menos diputados. Y Podemos es la extremísima izquierda, que quiere traer a España un comunismo tipo soviético, que  sabemos es ausencia de libertad, miseria, tortura, hambre y muerte.
Aquellos que tachen a VOX de fascista y ultraderecha son verdaderos fascistas, liberticidas y potencialmente criminales.
Espero que los partidos demócratas  condenen contundentemente estos hechos y  apoyen a Morante y a VOX. Así mismo, espero que las fuerzas del orden público localicen, detengan y pongan a disposición judicial, lo antes posible, a los autores materiales de semejante crimen. Si bien, insisto en que ello tienen su origen en las palabras de don Pablo Iglesias.
 Entendemos  que las mencionadas  pintadas (amenazas de muerte) son de inmensa gravedad, como en su día fue la llamada a manifestarse ante unos resultados electorales adversos para ellos, y  que estas cosas se empieza por decirlas, pero siempre hay descerebrados que acaban haciéndolas.
Finalmente quiero mostrar mi apoyo al maestro Morante, a su familia, a VOX y a todo el que se sienta amenazado por tener  una ideología política democrática, legal y defensora de la paz, la convivencia y la libertad.
Morante de la Puebla haciendo campaña electoral por VOX

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: