Corrida Guadalupana: Pachanga pueblerina

DE SOL Y SOMBRA

Morante. Foto la Plaza México.

Por José Cueli.

Todo lo que el toreo ha ganado en belleza, lo ha perdido en peligro y emoción. Se ha generalizado la lidia del medio toro, el de media casta. Toro con el que no queda nada qué hacer porque todo está hecho.

Pero cuando la media casta es tan marcada y no, aparece la belleza como en la tarde de ayer es una actividad sumamente tediosa.

Cuatro horas y pico de ver desfilar toros indignos de la Plaza México y toreros pasando fatigas. Para salvación el torero peruano Andrés Roca Rey en el octavo y último astado le echó sitio y valor a un novillón al que prácticamente apenas se le picó e hizo sus florituras. Eso sí hizo un quite por gaoneras que electrificaron la plaza y le valieron cortar las orejas y salir en hombros entre una multitud enloquecida por la…

Ver la entrada original 121 palabras más

El escracheador escracheado

Cuando escrachean a los otros es “jarabe democrático”, cuando te lo hacen a ti es intolerancia de extrema derecha

DuFnz_6W4AIpPZKDuFnz_8XgAAwcli

Pablo Iglesias se empeña en encarnar lo más miserable y patético y se convierte en una desagradable caricatura del modelo de político mentiroso, demagogo y violento que cualquier sociedad sana trata de impedir.

Los escraches son una muestra de salud democrática para el magnate de Galapagar cuando los escracheados son Felipe, Soraya o Valls.

Pero cuando el amado líder es escracheado se rasga las vestiduras. ¡Intolerancia! ¡Extremismo! ¡Inadmisible!

¿Se puede ser más lamentable?

Y por cierto, a nosotros los escraches nos parecen impresentables. Todos.

Mi querida e incoherente España

MQETWFACE

Ver la entrada original

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: