DE SOL Y SOMBRA


«Seguramente, si estáis leyendo esto, todo habrá acabado».
Así, con tan desgarradora frase, sin ambages y fiel a su personalidad, comienza la carta que Iván Fandiño escribió dos años antes de su trágico percance. En esta sociedad a veces desnaturalizada, donde la mayoría cierra los ojos ante la muerte, un hombre la miró fijamente.

Como cuenta magistralmenteRosario Pérezen ‘ABC’ este 9 de agosto de 2017,Fandiño no solo dialogaba con ella cada tarde en el patio de cuadrillas -pongamos que hablamos de Madrid-, sino que la conversación se alargaba en la soledad del hotel. A sus 10 años de alternativa era ya una vieja amiga.

Y en ese silencio de la suite 201 de un cinco estrellas capitalino, en mayo de 2015, Fandiño derramó tinta mar sobre dos folios en blanco para escribir la misiva que hoy, dos años después, ha visto la luz. La luz en su…

Ver la entrada original 600 palabras más

Anuncios