General Dávila

Pintada de Arran

La facción juvenil de la CUP ha pasado a la acción. Sin CUP no hay independentismo. Es fácil de entender. A la acción política (?) tarde o temprano le tenía que acompañar la violencia. Es de manual. Lo avisamos en numerosos artículos. Alguno nos acusó de querer calentar el ambiente. Otros de alarmistas… ¡Ojo! El ambiente está lo suficientemente caliente como para alertar a los vigilantes, esos que tienen que cumplir la Ley y hacerla cumplir. La turismofobia es un simple entrenamiento. Unas maniobras coordinadas y con una clara finalidad. La pasividad de las autoridades ha sido un escándalo recogido en la prensa internacional.

Estos ataques buscan la ruina para instalar la violencia, el temor y su dictadura. Los empresarios, y más gente, en Cataluña tienen miedo porque dependen de la Administración pública. Es la que manda, ordena, sanciona y vigila… Es la CUP la que mantiene…

Ver la entrada original 328 palabras más

Anuncios