DE SOL Y SOMBRA

Joxin Iriarte, empresario de Azpeitia, delante de la plaza de toros.Joxin Iriarte, empresario de Azpeitia, delante de la plaza de toros.MARIANO GARCÍA.

Las corridas las pongo yo y no las que deciden los veedores de las figuras – Joxin Iriarte, empresario taurino (Azpeitia, 1957).

Por ANTONIO LORCA.

Dicen los propios vecinos que es difícil no ser aficionado a los toros en Azpeitia, una localidad de 15.000 habitantes situada en el corazón de la provincia de Guipúzcoa, donde la tradición taurina se remonta, como poco, al siglo XVI, y se mantiene enraizada en los festejos populares que se celebran en distintas épocas del año.

Quizá por eso, la feria taurina que se organiza a finales de julio, con motivo de la festividad de San Ignacio de Loyola, es singular y está reconocida como un referente en la tauromaquia moderna. Y la avalan distintos motivos.

El más llamativo y sobresaliente es una apuesta clara y decidida por las ganaderías toristas; el…

Ver la entrada original 1.003 palabras más

Anuncios