Análisis en clave liberal

Carlos Puigdemont, todavía presidentge de la Generalidad, ante una sesión sobre el ‘butifarrendum’.

Por Xavier Carrió / Las últimas noticias sobre los movimientos del lentísimo Tribunal de Cuentas contra los gastos de “procés”. ha causado tensión, división, sospechas, recelos, acusaciones veladas y temor a las consecuencias económicas de la desobediencia desde que el extitular de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, pronunció la frase maldita de embargo del patrimoniode quienes hasta ahora están acostumbrados a ir hacia la independencia con los gastos pagados. 
El pánico se ha desatado en el ejecutivo catalán por el expediente abierto en el Tribunal de Cuentas y que podría suponer el embargo de los bienes de Artur Mas, Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs para afrontar la malversación de más de cinco millones de euros en la organización y celebración del referéndum del 9 de noviembre de 2014.

Ver la entrada original 402 palabras más

Anuncios