General Dávila

¡Ay España!

Sí, de mis entrañas brota hoy este grito lastimero viendo todo cuanto rodea y atañe a nuestra Patria.

Sí, ¡AY ESPAÑA! es lo que me sale del alma cuando paseando por el centro de Madrid veo en que se ha convertido la plaza donde hace doscientos años los españoles se levantaron en armas contra el invasor francés en defensa de nuestra dignidad como nación. Hoy es el centro mundial de la depravación moral y perversidad, muestra genuina de lo peor del ser humano; asistimos perplejos a unos eventos auspiciados y amparados por los poderes públicos incluyendo aquí el apoyo de todos los partidos políticos. Sí, todos, incluido el PP y si no atentos a la Sra. Cifuentes o la Sra Villalobos declaradas partidarias de la amoralidad que emana de la aplicación de la doctrina LGTB.

Sí, ¡AY ESPAÑA! es la rabia que salta de mi interior cuando leo…

Ver la entrada original 725 palabras más

Anuncios