General Dávila

Honor a los muertos

La vida humana no tiene precio, por lo que todos los muertos son iguales. Por eso, el honrar a los muertos forma parte de la mejor tradición de los ejércitos. Por eso a muchos nos parece execrable desenterrar muertos, aunque lo proponga el Parlamento; porque lo que es malo lo es, independientemente de quien lo diga. Y para los que creemos que una vez muertos nos presentamos ante el Supremo Hacedor y esperamos de su Misericordia, la igualdad de los muertos ofrece aún menos dudas.

Pero si es cierto que los muertos son iguales, también es cierto que las muertes son completamente diferentes. Y no es lo mismo morir asesinado, en un accidente, por enfermedad, en la casi diaria tragedia de las pateras, suicidándose matando o en cualquiera de las otras muchas maneras que hay de morir.

Y creo que, aunque obvio, es bueno señalarlo porque…

Ver la entrada original 1.133 palabras más

Anuncios