Suspiros de arte

Fue “Pastelero” que corrió en tercer lugar en la tarde de los Victorinos en San Isidro. Ese toro presentó uno de los grandes adjetivos de la fiesta de los toros, la bravura. Fue la gran virtud de un astado que correspondió a Paco Ureña quien estuvo a la altura de las circunstancias. Un casi lleno en los tendidos de Las Ventas presenciaron la emoción que produce el toro fiero de lidia.

Vía las-ventas.com

Tarde de expectación por dos motivos. Primero porque la tercia conformada por para el día de hoy reunía las características suficientes como para observar un espectáculo digno de la plaza más importante del mundo, Pero el motivo más importante era la de la presentación de los toros de Victorino Martín en plena feria isidril. Un cartel redondo para paladares exigentes y con buen gusto por el toreo.

La tarde transcurría hasta el segundo toro con un primero…

Ver la entrada original 390 palabras más

Anuncios