¿No sería más exacto decir cristianofobos?

Lo decimos porque parece que no les molestan todas la religiones, lo que sería propio de un laicista coherente – otra cuestión es si ser laicista es coherente -, sino que más bien sólo les molesta una, el Cristianismo. Y mientras no tienen empacho en cuestionar cualquier símbolo, acto o presencia pública del catolicismo; no pierden un segundo en acordarse de otras religiones, en este caso la islámica, en tiempos fuertes para ella como el Ramadán.

Javier Torres, en Actuall, nos trae un ejemplo de la atención que nuestros políticos de izquierda prestan al Islam ante la llegada del Ramadán. Ahí tiene a Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (Podemos-IU) y Manuela Carmena (Junta de Distrito Centro).

Un gran abrazo a toda la ciudadanía de confesión musulmana, en especial a la española, en este mes…

Ver la entrada original 159 palabras más

Anuncios