General Dávila

¡Que difícil es ser soldado…!

Soldados españoles en Irak

Me escriben desde Irak. ¡Qué distintos somos los seres humanos! Es la carta de un soldado feliz en el cumplimiento de su misión. Me dice que cada día se levantan con más ilusión e incluso llega a darse la paradoja de contar los días que les quedan con pena. Falta mucho por hacer y saben lo necesaria que es su labor. Aquella no es una tierra fácil ni fácil es hacerse querer y comprender. Dura y prieta, seca y vieja, es el origen y el final de muchas cosas. Los soldados saben más de lo que aparentan y guardan en la intimidad sus sentimientos. Nos perdemos muchas cosas. Deberían contarnos sus vivencias, pero dejarían de ser soldados y además saben que es imposible entender lo que no se ha vivido muy de cerca. Es el silencio que acompaña a una…

Ver la entrada original 569 palabras más

Anuncios