No quería creérmelo. Incluso cuando me enviaron la foto pensé que era un montaje. Quisiera equivocarme, pero es real. Santander. Homenaje a los héroes del Dos de Mayo. En el monumento a Pedro Velarde en la plaza Porticada. Pedro Velarde y Santillán, capitán de Artillería, era de Muriedas, en el Valle de Camargo. Es el verdadero artífice del levantamiento del 2 de mayo en Madrid. ‹‹Es preciso batirnos; es preciso morir; vamos a batirnos con los franceses››. Murió dejando en su ejemplar actitud el futuro de España. Son las páginas más gloriosas de la unidad, de amor a España, de patriotismo popular. Fue la rebelión de la Nación, del pueblo español. Una fecha que solo tiene un nombre, sin intermediarios: España. La tierra de los españoles, la soberana e independiente tierra española que no admite injerencias de nadie.

Era un día para hablar solo de España. Y españolear.

Santander rinde homenaje al héroe, capitán Velarde, y deposita a los pies de su monumento una corona de laurel. Hacen la ofrenda la alcaldesa, doña Gema Igual, y el Delegado de Defensa en Cantabria, coronel de Infantería de Marina, acompañados de dos reservistas que representan a los ejércitos de Tierra y Aire. Asisten las autoridades civiles y militares. La alcaldesa habla y recuerda la importancia de aquellos acontecimientos en el devenir de la historia de España y la necesidad de aprender de ellos.

Suena el Himno Nacional.

Preferiría no contarlo.

Una ofrenda sin los colores de España

Por primera vez veo depositar una corona de laurel ante un monumento a los héroes sin el lazo de la Bandera de España. Por primera vez veo a un soldado español portar una corona en homenaje a sus compañeros muertos en aras a la unidad e independencia de España, sin la cinta con los colores de la Bandera de España. En el acto más firme de sentido patrio, el más popular y ejemplar, protagonizado por el pueblo español; en el rotundo homenaje a la Nación española, de norte a sur, de este a oeste, la corona de laurel no lleva el lazo con la Bandera de España.

No hay excusa ni error posible. Cualquier cosa se puede esperar de los representantes políticos, pero jamás hubiese pensado que los soldados rindiesen homenaje a los héroes del Dos de Mayo sin los colores de su Bandera. Y menos el día de la lealtad, de la unidad de España.

Podría seguir escribiendo mientras la indignación se apodera de mí.

No hay excusa. Alguien debe darnos explicaciones.

Quisiera que fuese un error y que alguien rectificara mis palabras. Quisiera equivocarme. Pero llevamos mucho tiempo en el que nos olvidamos de España. Un olvido más; o algo más que un olvido. Hay olvidos ejemplares. El que es fiel en lo poco…

‹‹¿Dónde está la bandera, caballeros,

que dos pueblos enteros

con su anchuroso pabellón cubría?››

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

4 mayo 2017

Anuncios