El blog de Santiago González

El lehendakari Urkullu ha visitado el pueblo polaco de Oswiecim, más conocido como Auschwitz después de que el nazismo levantara allí la máquina de exterminio de seres humanos más grande que jamás se haya puesto en marcha. En menos de tres años de funcionamiento, desde la primavera de 1942 hasta enero de 1945, fueron asesinadas en aquel lugar más de un millón cien mil personas.

Allí plantó el presidente del Gobierno vasco un retoño del árbol de Guernica como símbolo de convivencia, como “el compromiso con un futuro mejor para toda la humanidad: desde Auschwitz y desde Gernika, reclamamos y exigimos a la ONU la paz como derecho humano universal”. No me parece mal, aunque entre las dos localidades citadas haya una relación algo desparejada. En Guernica murieron 126 personas aquel 26 de abril. Casi un mes antes, el 31 de marzo, la Aviación Legionaria italiana había bombardeado Durango…

Ver la entrada original 414 palabras más

Anuncios