DE SOL Y SOMBRA

El torero Joselito Adame, en la lidia a su primer toro en la Maestranza. PACO PUENTES.

Adame y El Cid cortaron una oreja en tarde de toros descastados e inválidos de Fuente Ymbro.

Por Antonio Lorca.

Está la fiesta tan necesitada de alegría que en cuanto un torero liga tres pases escucha los olés como si le hubiera llegado la inspiración divina.

Joselito Adame se perfiló a corta distancia y sin muchas probaturas, la mirada fija en el morrillo y la mano derecha en el corazón, dejó una estocada de esas que se pueden calificar como estoconazo por el acierto y la precisión. No había que estar encima para colegir que había enterrado la espada por el hoyo de las agujas. Y si alguien albergaba alguna duda, el semblante del toro la despejó. Reculó unos pasos hacia las tablas, se bamboleó levemente y se derrumbó sin puntilla en el…

Ver la entrada original 536 palabras más

Anuncios