El blog de Santiago González

Hoy, en mi columna de El Mundo

En Covarrubias, mi pueblo, subsiste un rollo jurisdiccional del siglo XVI, lugar en el que se administraba la justicia. Era además, picota, sitio en el que se exponía a la vergüenza pública al ajusticiado. En su parte superior, donde estaban las argollas hay un latinajo que explica la función de aquello: “Venite flagiciosi nam ego retribvam vobis” y que mi amigo Pablo Renes y yo, entonces adolescentes, tradujimos al castellano en un cartel para ilustración de viajeros y curiosos: “Venid, malvados, que yo os daré vuestro merecido”.

Pablo Iglesias ha puesto en marcha una picota ambulante, en cuyo exterior ha colgado lo que él considera la ‘trama’. Llama la atención que compartan protagonismo Bárcenas y el periodista que destapó lo suyo, y en cuyas informaciones basa sus opiniones ¡y sus intervenciones parlamentarias! este chisgarabís.

Iglesias ha colgado a Inda porque la juez Gladys…

Ver la entrada original 386 palabras más

Anuncios