DE SOL Y SOMBRA

El Presidente de México Enrique Peña Nieto recibe un brindis durante un festejó taurino en la etapa cuando todavía era gobernador en el Estado de México.

Por Antonio Lorca.

“No lo cuentes, pero déjame que te haga una confesión: estoy sorprendido de mí mismo y me cuesta aceptarlo. Voy a los toros desde que era un niño; ahí dentro he vivido momentos inolvidables, de esos que forman parte de tu historia más íntima. Y no me considero ni un conservador, ni un rancio -tú lo sabes-, y, mucho menos, una persona violenta; pero, chico, de un tiempo a esta parte me siento como cohibido, con la sensación personal de que algo estoy haciendo mal. Tanto es así que cuando me encuentro entre compañeros o en una reunión de trabajo y surge el tema de los toros -algo que ahora es muy habitual porque ser antitaurino está al orden del…

Ver la entrada original 869 palabras más

Anuncios