DE SOL Y SOMBRA


Curro Romero cuajó un sábado de 1999 en Sevilla una faena antológica. El torero, nacido hace 83 años en la población andaluza de Camas y que despertaba auténtica veneración entre sus seguidores, logró en aquel año con el cuarto toro de la tarde, de la ganadería de Juan Pedro Domecq, una faena de tal factura que cortó las dos orejas y ocasionó una verdadera conmoción en la plaza.

Romero, que alternó con Juan Antonio Ruiz Espartaco (también dos orejas) y Francisco Rivera Ordóñez (una oreja), no recibía en Sevilla un premio semejante desde 1982.

Por: JUAN CARLOS IRAGORRI Corresponsal de EL TIEMPO. Publicada el 19 de abril de 1999.

La actuación de Curro Romero en la plaza de la Real Maestranza alcanzó momentos deslumbrantes a juicio de Joaquín Vidal, crítico del diario madrileño El País y considerado por muchos como de una dureza exagerada. Curro Romero asciende…

Ver la entrada original 358 palabras más

Anuncios