El blog de Santiago González

El par director de la Generalidad, Puigdemont y Junqueras, ha perpetrado a pachas una tribuna que ayer abría la portada de El País: “Que gane el diálogo, que las urnas decidan” y que mira al referéndum escocés de 2014 como fuente de inspiración. Nuestros nacionalistas escogen sus modelos guiados por un fetichismo incontrolable. Allá donde una voz se levante para reclamar el fin (la independencia) o el instrumento (la autodeterminación) habrá un nacionalista que grite: “¡mía!”, mirando con arrobo el modelo, sea Andorra, el Estado Asociado de Puerto Rico, Gibraltar, Irlanda o Kosovo. Y por supuesto, Escocia y Quebec.

Cuando Artur Mas consideraba la independencia concepto anticuado y oxidado, eran los nacionalistas vascos los que adoraban el talismán al enterarse de que los ciudadanos alemanes iban a celebrar un referéndum. No era para escindir Renania del Norte-Westfalia de la RFA, sino para la reunificación de las dos Alemanias.

El diálogo…

Ver la entrada original 369 palabras más

Anuncios