No vengáis con sibilinas banderas blancas que aún chorreáis sangre fresca por los codos. La de los nuestros. ¡Estamos tan acostumbrados!. Nosotros no hemos tenido descanso. Jamás. Nos habéis alimentado, desde el principio, a diario, con el espectro de rencores y resentimientos guerra-civilista; habéis grabados nuestros corazones a dolor y duelo con el estigma de un terrorismo despiadado, vengativo e invariablemente cobarde.

La entrada Por el primer asesinado por ETA, lengua de hacha, y por todos los que cayeron por España, por nosotros aparece primero en La Paseata.

Visita La Paseata para ver la entrada completa.
Anuncios