DE SOL Y SOMBRA

Por Jesús Zarate.

No se trata solamente del cambio de nacionalidad del gestor de la plaza de Las Ventas, tampoco de que el francés Simón Casas insista en llamarse productor en lugar de empresario, como se acostumbra en el mundo taurino. Lo que prevalece de fondo es un cambio radical en la manera de entender y manejar el espectáculo de los toros.

El miércoles, la mancuerna entre Simón Casas y la empresa Nautalia, sociedad que se conoce como Plaza 1, compartió los carteles de la próxima feria de San Isidro, los de la Comunidad de Madrid y varios festejos más fuera de la feria.
El cambio de sabores se notó desde la gran gala, con alfombra azul, mucho más cercana a la industria del cine y la música, que del rancio protocolo taurino.

Los toreros, las estrellas del espectáculo, lucieron como eso, en un ambiente más cercano a la sociedad…

Ver la entrada original 237 palabras más

Anuncios