Verdades que ofenden..

Una cosa es respetar a los homosexuales, cuya dignidad como personas es indiscutible, y otra muy distinta imponer una ideología LGTBI, desde el Estado. Ese colectivo busca imponer sus ideas a través de seis frentes, vulnerando derechos fundamentales y está teniendo éxito.

Manifestación del lobby gay en Bogotá (Colombia) en junio de 2013 /Efe - Mauricio Dueñas
Manifestación del lobby gay en Bogotá (Colombia) en junio de 2013 /Efe – Mauricio Dueñas

Defender los derechos de una persona o un colectivo es una acción muy loable, pero a veces esa defensa termina por imponerse a los demás perdiendo de esta manera su visión inicial y parte de su legitimidad.

Concienciar sobre la homofobia es necesario pero la implantación de la ideología LGTBI a fuerza de considerar a todo aquél que no piense de la misma manera como homófobo es traspasar la línea, lanzarse al ataque e imponer el pensamiento único.

Es decir, denunciar el ataque físico a una persona por su…

Ver la entrada original 1.896 palabras más

Anuncios