No hay la menor duda.

real-madrid2

Una de las grandes amenazas a las que se enfrenta la civilización occidental es la presión de la inmigración musulmana. Cada vez son mayores las presiones y conflictos que surgen en suelo europeo en la convivencia con los musulmanes. Conflictos que surgen sobre todo de la falta de integración de esas personas en la cultura occidental (que por si a alguno se le ha olvidado es de raíz cristiana).

Nadie puede negar que existe un problema de integración que provoca problemas de convivencia. Es necesario integrar. Pero para integrar a alguien es necesario que el “integrador” tenga una identidad fuerte, sin ella no es posible la integración. De ahí el fracaso del multiculturalismo.

Sin embargo, Europa lleva al menos dos siglos destruyendo su identidad cristiana y profundizando en esa senda. Hace pocos días teníamos una nueva noticia referida al complejo europeo ante el Islam.

Ver la entrada original 209 palabras más

Anuncios