DE SOL Y SOMBRA

En la imagen Luis Procuna observa cómo dobla su último toro en la Plaza México. Marzo de 1974. Foto Paulina Lavista.

CuandoCurro Romerosaludaba a la verónica, siempre se despedía con una media. Una, no tres.

–En la calle yo no me despido de la gente tres veces.

Ignacio Ruiz Quintano.

Luis Procuna se enfrentó en su época al naciente monopolio del toreo para defender los intereses de los matadores

Dos meses después de despedirse para siempre de los ruedos, en 1974, Luis Procuna se aferraba al recuerdo triunfal de esa tarde postrera.

“No quiero despertar de la última ovación”, dijo en una entrevista realizada por Francisco Ortiz Pinchetti y publicada el 1º de mayo de ese año en Revista de Revistas, el semanario de la casa Excélsior que entonces dirigía Vicente Leñero.

El Berrendito de San Juan, muerto trágicamente un jueves 10 de agosto de 1995 junto con…

Ver la entrada original 3.028 palabras más

Anuncios