DE SOL Y SOMBRA


PorÁlvaro R. del Moral.

Las fiestas navideñas ya sólo son un montón de espumillón que ha retomado su lugar en las cajas del altillo; enero está doblando y la temporada 2017 comienza a dibujarse en el horizonte pero nadie tiene idea, ni la más mínima, de los planes que José Tomás puede tener en su cabeza para el año que se abre paso.

La temporada 2016 volvió a tener aire testimonial.Pocas corridas; toros y toreros escogidos, escasos guiñosa la competencia y lejanía absoluta de los auténticos frentes del toreo. Ésa ha sido la tónica del genio de Galapagar en la década que ha quedado atrás. Es la norma que ha definido esta segunda época que alumbró el mito, fortificado después de aquel eclipse voluntario que le mantuvo alejado de las plazas entre los años 2002 y 2007.

Su presencia en los ruedos el año anterior se había…

Ver la entrada original 636 palabras más

Anuncios