La Patria no tiene precio. Por Rafael López-Diéguez

Uno de los errores de 1978 fue el título VIII de la Constitución, que puso en marcha el proceso de desvertebración nacional que ha acabado en puro secesionismo, además de haber creado un auténtico agujero negro en las cuentas públicas.

 

 

La Patria no tiene precio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s