DE SOL Y SOMBRA

Por Xavier Toscano G. de Quevedo.

En los inicios del espectáculo taurino, que alcanza ya los nueve siglos, los historiadores describen cómo los caballeros y nobles de aquella época enfrentaban con valor la acometida que habían descubierto en este “raro y desconocido” ejemplar de la naturaleza encontrado en los bosque más abruptos de la sierra.

Esto es en términos generales y muy breves, el origen de nuestro mágico y enigmático espectáculo.
Sin embargo, existe un vacío de información que ninguno de los tratadistas y estudiosos de nuestra historia taurina nos aclara: durante los años —seguramente muchas décadas, y por qué no siglos— seguramente la tragedia y la desventura llegó para muchos caballeros y sus ayudas de a pie, propiciado por las astas de los toros bravos. ¿Cuántos sucesos trágicos? No lo sabemos, pero seguramente fueron en número importante.

Hoy el estigma ineludible de nuestra fiesta continúa, y durante este año…

Ver la entrada original 366 palabras más

Anuncios