DE SOL Y SOMBRA

La puerta grande de Madrid le ha colocado en el disparadero pero el gran triunfo del joven matador de Espartinas no ha sido ninguna sorpresa para los profesionales. Javier Jiménez ha dado la vuelta a su carrera en sólo cuatro tardes. Es su momento

Por ÁLVARO R. DEL MORAL.

Cuatro tardes han bastado para poner su nombre en boca de todos los aficionados. Las plazas de Sevilla, Pamplona, Málaga y Madrid han sido el escenario de la revelación definitiva del joven matador de Espartinas, que también se ha sobrepuesto anímica y físicamente al duro percance de la feria de San Fermín.

–La entrevista podría comenzar por el final: esa foto a hombros con El Juli y Manzanares en Sanse.

–Si una semana antes del festejo me dicen que iba a estar toreando con ellos en una feria como ésa no me lo hubiese creído. Disfruté mucho y me sentí feliz…

Ver la entrada original 775 palabras más

Anuncios