DE SOL Y SOMBRA

Fortes durante la lidia uno de sus astados.

Por Daniel Herrera.

Poco a poco, se está consiguiendo que la Picassiana sea un evento especial dentro de la Feria de Málaga. Se están cuidando los detalles hasta el extremo, lográndose un estilo propio desde que se hacía el paseíllo. Ayer, salvo Perera, los matadores también se preocuparon de presentar unos vestidos de torear que sirvieran para rendir homenaje al genial artista malagueño.

La pureza de este espectáculo quedaba reflejada en el blanco dominante en las tablas, siguiendo un diseño del francés Loren, a la espera de que por fin se rompiera la dinámica negativa en la que habíamos entrado tras las dos primeras corridas de toros. Esas dos, al menos, habían estado impecablemente presentadas.

La de ayer, de la ganadería de Torrealta, sin estar mal, no lució el remate de las de Partido de Resina o Santiago Domecq

Ver la entrada original 1.323 palabras más

Anuncios