DE SOL Y SOMBRA

El 11 de agosto de 1998 el viejo Chopera lloraba en los terrenos de Anoeta. Estaba pisando la nueva plaza de toros: San Sebastián, 25 años después, volvía a completar la Semana Grande con la feria taurina.

El crítico Vicente Zabala describía en las páginas de ABC la emoción, el olor a nuevo, el callejón sin acabar. La inauguración de Illumbe, con Manzanares, Ponce y Rivera Ordóñez, reenganchaba a Donosti con su historia. Un paseo que comenzó en 1589 con la plaza de Erreguesoro y que culminó ese día: Illumbe se convertía en el catorceavo ruedo levantado en la ciudad en todo ese tiempo.

En el espacio multiusos acorazado, la nueva plaza de toros es una nave espacial recubierta por una esfera redonda que se asoma a San Sebastián, la eficiencia no tiene solera, convivían toros y baloncesto hasta 2012. Bildu se hizo con el Ayuntamiento y dio prioridad…

Ver la entrada original 367 palabras más

Anuncios