DE SOL Y SOMBRA

José Tomás recordando sus tiempos de novillero.

Por Antonio Lorca.

José Tomás ya no es el torero dramático del año 2008 ni la plaza de Huelva es la de Las Ventas de Madrid. Téngase en cuenta el detalle que no es baladí.

Conmocionó la ciudad como fenómeno social que sigue siendo; su presencia permitió el abuso descarado de algunos hoteleros (al vecino de localidad, madrileño él, le pidieron la friolera de 5.400 euros por una noche en un hotel de cuatro estrellas), se colocó el cartel de ‘no hay billetes’, pero en el ruedo no hubo la pasión, ni la emoción, ni el arrojo ni el entusiasmo de antaño. Los años no pasan en balde, ni las ilusiones son las mismas. El hecho de anunciarse en las Colombinas de Huelva y dar la espalda a las ferias importantes lo dice todo.

Nadie podrá dudar nunca de la personalidad…

Ver la entrada original 556 palabras más

Anuncios