DE SOL Y SOMBRA


Por Rafael Cué.

El octavo mes del año es en España el mes de mayor actividad taurina en la península. Existe un viejo dicho que reza: “el torero que no torea el 15 de agosto en España, es que no es torero”. Día de fiesta nacional y, por ende, día de toros.

Pero la actividad taurina del verano empieza desde julio. Los toreros y sus cuadrillas recorren miles de kilómetros de norte a sur, de este a oeste, incluso cruzando las fronteras hacia Portugal y Francia; una especie de caravana artística que llega a cada localidad a brindar su arte, a jugarse la vida con valor, celebrándola, retando a la muerte. Aunque este aspecto confunde a muchos hoy en día -somos menos los que hoy lo entendemos, admiramos y valoramos-, eso no quiere decir que debemos renunciar a ello, simplemente porque es nuestro derecho a vivir bajo los valores…

Ver la entrada original 1.018 palabras más

Anuncios