El blog de Santiago González

Mariló M.

Cuando leí la buena nueva de que Pablo Iglesias confesaba a su camarada Strelnikov sus lúbricas ensoñaciones con Mariló Montero, “la azotaría hasta que sangrase”, lo  imaginé tal como sale en las fotos, tan zambo y petudito junto a una real hembra como la señora Montero y pensé: mucho arroz para tan poco pollo.

petudoLuego se me agolparon más imágenes: en el país que le paga su televisión y su teléfono móvil a este pollo se azota a las mujeres, incluso se las lapida. En la misma televisión que emite Fort Apache, las periodistas salen con hijab. “¿Me gusta a mí esto?” se preguntaba en una reunión de las juventudes comunistas en Zaragoza. “No, no me gusta”, respondía, aunque no por eso iba a dejar de aprovechar las facilidades que le daba el régimen de los clérigos islamistas.

Ha dicho que era una comunicación privada que él mantenía con su…

Ver la entrada original 421 palabras más

Anuncios