“En esta gran jornada que se celebra se conmemora el principio del camino que, conduciéndonos a la Victoria, nos llevó a la paz.(…) Fue el Glorioso Alzamiento no una algarada de partido, sino una obra de la nación agrupada en torno a sus grupos más puros y mejor dispuestos, y en la Cruzada que se inició ganamos la Patria para nosotros y para nuestros enemigos; ganamos al Estado en que nos integramos todos, hallando en su moderna estructura base para todas las honrosas coincidencias.

En la hora solemne de su conmemoración triunfal, España ha de recordar emocionada y agradecida el limpio gesto de la espada liberadora en la mano de nuestro invicto Caudillo.”

Así es como se veía el 18 de Julio en 1942, en un libro de la época difundido por las “Ediciones de la Vicesecretaria de Educación Popular” que se llamaba “Conmemoraciones y Fechas en la España Nacionalsindicalista” y que estaba escrito por Francisco Moret Messerli. El 18 de Julio era una fecha en la que la España de los poetas y de los idealistas derrotaba a la Antiespaña del ¡Viva Rusia! y el ¡Muera España! y en la que esa raza de hombres y mujeres, de la que hoy en día desgraciadamente quedan pocos ejemplares ya, luchaban y morían porque amaban a España… aunque no les gustara. Si me preguntan hace 40 años que era el 18 de Julio o que significaba para mí esa fecha que hasta hace poco por su importancia incluso merecía una paga extraordinaria, habría dicho eso.

¡VIVA EL GLORIOSO 18 DE JVLIO!

Anuncios